lunes, 28 de abril de 2014

Ruffle Milk Pie

Buenos días, la receta que os traigo hoy es fácil aunque laboriosa pero os la recomiendo porque el resultado es espectacular además de quedar muy vistosa.

El jueves fue el cumpleaños de mi cuñada y no quería hacer una tarta tradicional, si no algo diferente y que llevase frutas naturales por eso me decidí por esta tarta.

La receta es de Food and Cook y el coulis de frutos rojos de Uno de dos cambiando un poco las cantidades de los frutos rojos.
INGREDIENTES


1 paquete de pasta filo
70 g de mantequilla
300 ml de leche entera
60 ml de nata líquida
3 huevos
100 g de azúcar
100 g de azúcar glas
1 rama de canela
La cascara de limón
Canela en polvo
Azúcar glasé
Para el coulis de frutos rojos:

250 gr de frutos rojos (arándanos, frambuesas, grosellas…)
30 ml de agua
15 ml de zumo de limón
45 gr de azúcar
 
PREPARACION

Precalentamos el horno a 180º.
Derretimos la mantequilla.
Cortamos cada lámina de masa en tres a lo largo. Pincelamos cada tira ligeramente con la mantequilla derretida, la doblamos por la mitad y la enrollamos hasta conseguir la rosa.
Las vamos disponiendo sobre papel de hornear en un molde desmoldable y las espolvoreamos con canela en polvo. 
Introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante unos 25 minutos.
Mientras tenemos la pasta filo en el horno preparamos el relleno, ponemos en un cazo la leche, la nata, el azúcar normal, la canela y el limón, lo calentamos hasta que rompa a hervir.
Retiramos la canela y el limón y reservamos.
En un bol, batimos los huevos con el azúcar glas y lo añadimos poco a poco la leche hasta obtener una mezcla uniforme.
Sacamos nuestro molde del horno, vertemos el relleno encima del mismo y lo volvemos a introducir otros 30 minutos más.
Mientras que está en el horno preparamos nuestro coulis que verteremos por encima de nuestro Ruffle Milk Pie, ponemos a fuego lento en un cazo, el agua, el zumo de limón y el azúcar. Removemos bien, y añadimos los frutos rojos, reservando unos cuantos para decorar. Cuando estén blanditos, retiramos del fuego y los dejamos enfriar. Por último, los batimos y colamos.
Ahora que ya los tenemos batidos lo echamos por encima de nuestra tarta y decoramos con frutos rojos. Lista para comer y está buenísima.
 
Hasta aquí la entrada de hoy.
Gracias por pasar por aquí
Besitos mil ♥

4 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda! Con las frutas rojas me parece perfecta para el verano!

    ResponderEliminar
  2. mmm que rica receta se ve delicioso, un abrazo
    Carolina

    ResponderEliminar